¿Cómo hacer una buena limpieza facial?

¿Cómo hacer una buena limpieza facial?

Desde Organic Place sabemos que es difícil tomarse el tiempo para cuidarte el rostro constantemente. Nos toma mucho tiempo y a veces no sabemos bien cómo hacerlo. Por eso, te traemos consejos para que puedas hacer una buena limpieza facial fácil y efectiva. Si bien es recomendable hacerse limpieza de cutis una vez por año en centros de estética profesionales, también puedes hacerlas de manera casera.

La limpieza facial sirve para remover espinillas, impurezas y células muertas, además de permitirte tener un rostro luminoso. 

A continuación te indicaremos los pasos a seguir para que elimines impurezas, granitos y puntos negros y dejar tu piel con suavidad y pureza. 


Pasos para hacer una limpieza facial 

  • Limpieza de cutis : para este primer paso es muy importante lavar la cara con un gel específico o un jabón neutro para retirar la suciedad de la piel. Si lo haces con agua fría, será mejor para que estimule la circulación.
  •  

  • Vaporizar: Para abrir los poros, lo mejor que podemos hacer es vaporizar, esto suaviza la piel y nos hace más fácil la extracción de impurezas.  Se hace con la aplicación de vapor de ozono o vapor de agua durante 5 a 10 minutos.  Puede ser aplicada una máscara para ayudar a suavizar aún más la piel más superficial. 

  • Exfoliar: En este paso, usaremos un producto exfoliante mientras masajeamos circularmente con un algodón. Masajea un poco más insistentemente en la frente, la nariz y la barbilla. De esta manera, lograras quitar los puntos negros, granitos e impurezas y la piel te quedara super suave!

  • Retirar puntos negros: Luego de la exfoliacion con un producto, deberas retirar los puntos negros con las manos. Vas a ver que lo podrás hacer sin aplicar mucha presión porque tus poros están abiertos. 

  • Aplica una mascarilla: Es el momento de aplicar una mascarilla calmante, de acuerdo con el tipo de piel, durante alrededor de 8 a 13 minutos para ayudar a disminuir el enrojecimiento y calmar la piel. Cuando la quites, usa agua tibia y un algodón realizando movimientos circulares. 

  • Hidrata la piel: Elige una hidratante  según tu tipo de piel, grasa, seca, mixta o normal. Una vez seca la piel, con mucha suavidad extiende en el rostro una crema hidratante y deja que penetre en la piel durante unos minutos.